Es el último viral de Internet y ya ha conseguido más de dos millones de visitas en tan sólo dos días. El vídeo, grabado en febrero pasado en Key West, Florida, muestra cómo un pescador captura un tiburón de un metro y medio en alta mar cuando, de repente, un mero gigante emerge a la superficie y engulle al escualo de un bocado.

Los ejemplares más grandes de esta especie pueden alcanzar los dos metros de longitud y pesar más de 300 kg y por lo general, se alimentan de tiburones, tortugas marinas, barracudas, pulpos y otros peces.

Fuente

Share Button