Una macro obra rupestre, sin serlo en realidad, es lo que parecen las Colinas Pintadas del estado de Oregón, un paraíso geológico teñido con todos los colores del pantone marrón. Espectaculares a vista de pájaro. [Álvaro Anglada]

Malcolm Lowery

Share Button