El heredero de Tartessos – Arturo Gonzalo
EPUB, FB2, LIT, LRF, MOBI, PDF | 3 MB

Ya desde los inicios de la conquista romana, el mundo prerromano de la península Ibérica habitualmente se muestra con la alargada sombra de Roma en la retina, siendo la Segunda Guerra Púnica el momento en que se inicia propiamente la historia de la propia península. Roma la civilizadora, Roma la creadora de una identidad que trasciende la diversidad anterior y forja un idea «romana» de la península. Los pueblos prerromanos, entonces, son mostrados como tribus más o menos indómitas, más o menos ricas, más o menos predispuestas al comercio y más o menos poseedoras de una religiosidad propia, con su ritual y su encarnación plástica de las deidades. Pero la Iberia/Ispania/Hispania que conocemos, o quizá vamos conociendo paulatinamente, tiene «vida» propia más allá de Roma. Y de Cartago, ya puestos, pues también se nos ha creado una imagen de Cartago como potenciadota de unas relaciones más o menos de igualdad con los pueblos peninsulares, siendo el comercio el elemento que fomenta los encuentros amistosos, los intercambios mercantiles, la diplomacia o incluso la cultura. Sin embargo, se trata de clichés, de imágenes creadas, sugeridas, inventadas o tal vez solapadas.

 

Share Button