Vacunas: peligros y alternativas – Adolfo Pérez Agustí / PDF

Su sangre es inviolable, y nadie puede obligarle a usted o sus hijos a vacunarse. Si mis padres, mis hijos y yo mismo, hemos evitado las vacunaciones, usted también puede hacerlo.

Consideradas desde hace años como uno de los grandes avances de la medicina preventiva, están ahora en entredicho por los numerosos efectos secundarios que poseen, algunos incluso letales.

PDF / 4 Mb

http://uploaded.net/file/0n9yh42h/EbSfrd00953va.rar
http://rockfile.eu/y1bi16mx15kc.html

Share Button