Moscas en los ojos causas y orígenes

Con el proceso natural de envejecimiento, el vítreo se vuelve más delgado y rígido en su porción central, separándose de la retina, debido a la contracción de algunas fibras del colágeno de su formación, dando origen a la aparición de estas manchas.

Esta es una de las principales causas de las moscas en los ojos. Las “moscas volantes”, como también son conocidas, son más frecuentes en las personas mayores de 60 años, en miopes, y en pacientes que ya han sido sometidos a alguna manipulación del globo ocular como: cirugía de cataratas, retina, en aquellos que han tenido alguna inflamación interna del ojo en algún periodo de su vida; o bien, que han sufrido de algún traumatismo fuerte en el rostro, la zona de los ojos o en el cráneo.

En algunos casos, durante la separación del vítreo de la retina, puede producirse una rotura de retina y provocarse, también, el síntoma de “moscas volantes”; así como el de los flashes.

Este proceso puede llevar al desprendimiento de retina. Si la rotura de retina se diagnostica temprano, el tratamiento con láser para su bloqueo puede evitar el desprendimiento.

Por este motivo, se recomienda el examen periódico con el oftalmólogo, debiendo ser examinado por el retinólogo (especialista en enfermedades de la retina) que debe hacer un examen de fondo de ojo con pupila dilatada siempre que alguien se percate de cualquier tipo de mancha en el campo de visión, en cualquier época de la vida.

Existen un buen número de causas para la aparición de moscas volantes, de las cuales las más comunes las describimos a continuación.

En términos simples, cualquier lesión ocular que permita la entrada de material en el humor vítreo es una posible causa de las moscas volantes. Así mismo, se recomienda acudir a una revisión con el oftalmólogo para descartar otros posibles padecimientos.

Sinéresis vítrea

La causa más común de las moscas volantes es la contracción natural del humor vítreo, una sustancia parecida a un gel, que consiste en un 99% de agua y 1% de sólidos.

La porción sólida consiste en una red de colágeno y ácido hialurónico que poco a poco se licua durante la vida a través de la despolimerización de la red de colágeno.

Durante este proceso, las fibras de colágeno se rompen en porciones más pequeñas, llamadas fibrillas; las cuales también son conocidas como moscas volantes. Las moscas volantes que surgen de esta manera tienden a aparecer en pequeño número y a tener un formato lineal.

Movimiento vítreo posterior y desprendimiento de retina

Con el tiempo, el cuerpo vítreo pierde su elasticidad y su estructura se encoge. Esto causa el desprendimiento de vítreo posterior, en el cual la membrana vítrea es independiente de la retina sensorial.

Durante este desprendimiento, la contracción del vítreo estimula la retina mecánicamente, causando una visión con “flashes” luminosos a través de su campo visual, padecimiento conocido formalmente como fotopsia.

La contracción total de la membrana vítrea alrededor del nervio óptico, a veces, hace aparecer una gran mosca volante, generalmente en forma de un anillo (Anillo de Weiss).

Este proceso parte de la retina puede ocasionarse por el desplazamiento del cuerpo vítreo, en un proceso llamado desprendimiento de retina.

Esto, a menudo, causa la pérdida de sangre dentro del vítreo; lo que puede ser observado por el paciente como un surgimiento repentino de numerosos puntos a través del campo visual, sin que sigan el movimiento ocular.

El desprendimiento de retina requiere atención médica urgente, ya que puede causar ceguera. El surgimiento de “flashes” y el surgimiento repentino de numerosas moscas volantes requieren una investigación oftalmológica.

Regresión de la arteria hialoidea

La arteria hialoidea es una arteria que atraviesa el humor vítreo durante el periodo fetal y retrocede en el tercer trimestre del embarazo. Su desintegración puede dejar restos celulares que causan distorsiones de la imagen desde el nacimiento.

Otras causas comunes

Otras causas comunes para las moscas volantes incluyen la toxoplasmosis, el edema macular y la hialosis asteroide. La última es una anomalía del humor vítreo, donde el calcio se pega en la red de colágeno, modificando la estructura natural del vítreo.

Las estructuras formadas de esta forma, se “transportan” lentamente con el movimiento del ojo, pero regresan a sus posiciones anteriores.

Residuos del fluido lacrimal

A veces, la aparición de moscas volantes puede ser atribuido a las manchas oscuras en el fluido lacrimal. Técnicamente no son moscas volantes, pero parecen serlo desde el punto de vista del paciente.

Personas con blefaritis o una glándula acinotarsal disfuncional, a menudo hablan de este problema, pero la conjuntivitis alérgica o, incluso,el uso de lentes de contacto puede causar este tipo de problema.

Para diferenciar entre el material en el humor vítreo del ojo y residuos en la película lacrimal, el individuo puede tratar de parpadear y, posteriormente, observar si las moscas volantes siguen apareciendo, ya que los residuos en la película lacrimal van a moverse rápidamente con un guiño, mientras que las moscas volantes difícilmente van a responder a esto.

Los residuos en la película lacrimal conllevan un diagnóstico de exclusión; ya que se elimina la posibilidad de moscas volantes o de degeneración macular.

Traumatismos en los ojos, rostro o cráneo

Fuertes traumatismos en la región de los ojos, en la cara o en el cráneo, también pueden ser una de las causas de las moscas volantes.

Esto porque, se cree, pueden dañas el vítreo, la retina; o bien, matar un importante número de células en la región.

La entrada Moscas en los Ojos Causas, Orígenes y Motivos se publicó primero en New Web Star Club.

Moscas en los Ojos Causas, Orígenes y Motivos
Source: Foro

Share Button